Consejos para colgar cuadros con gusto

¿Te has parado a pensar alguna vez en cómo estás colgando tus cuadros? Muchos pasan por alto esta gran oportunidad para organizar la pared de forma artística, haciéndola de paso más interesante. Disponer tus cuadros de forma intencional los convierte en una unidad y atrae la atención. Ten cuidado en este proceso y evita crear caos, ya que podrías lograr un efecto contrario al deseado. Vamos a presentarte siete maneras posibles de colgar fotos que pondrán tus cuadros e imágenes en el punto de mira. 

Una pared del Hermitage: el “estilo Petersburgo”

San Petersburgo es conocido por el Hermitage, la antigua residencia de la familia real rusa. Hoy en día el Hermitage es uno de los museos de arte más importantes del mundo y alberga 60.000 exposiciones de arte clásico europeo. Rembrandt y Rubens, Matisse y Gauguin, Da Vinci y Picasso… estos maestros de la pintura compiten por la atención de los visitantes. Las pinturas están colgadas muy juntas en 350 habitaciones, y a veces llegan hasta el techo. En la década de 1800, la nobleza rusa se inspiró en el Hermitage y comenzó a mostrar su riqueza en forma de galerías adornando las paredes de sus casas. Este estilo dio lugar a la primera técnica o estilo que te presentamos, el estilo Hermitage.

Aunque el estilo Petersburgo pueda parecer caótico, sigue unas reglas específicas.

Aunque el estilo Petersburgo pueda parecer caótico, sigue unas reglas específicas.

El caos ordenado es la clave: a pesar de que no hay eje visual y de que algunas pinturas parecen colgar libremente, encima, debajo y a los lados de las demás, hay elementos de conexión que integran las imágenes en un todo de forma armónica. Asegúrate de crear vínculos entre los diferentes cuadros. Por ejemplo, escoge colores y motivos similares, mide el espacio entre los cuadros para hacerlo igual y asegúrate de que todas tienen el mismo marco o “passepartout”. Aunque no seas una persona meticulosa, una línea superior e inferior bien planeada puede servirte de guía y aportar sentido de calma a tu galería. Una colección de cuadros al estilo Petersburgo queda muy bien en paredes blancas o de un color neutro.

Dentro de las líneas

El estilo de disponer cuadros “dentro de las líneas” es más relajado, pero también muy armónico. El secreto está en una forma geométrica imaginaria, a lo largo de la cual puedes colgar tus cuadros. ¿Qué forma geométrica prefieres? ¿Un rectángulo, un óvalo o quizá un paralelogramo? Simplemente cuelga tus cuadros o imágenes en el interior de esta forma. Si te es difícil mantenerte dentro de la forma, puedes trazar un rectángulo con la ayuda de cuerdas bien tensas dentro de las cuales podrás trabajar.

Imagina una forma geométrica en la pared y cuelga tus cuadros dentro de ella

Imagina una forma geométrica en la pared y cuelga tus cuadros dentro de ella

En contraste con el estilo Petersburgo, con este estilo no hace falta preocuparse por los elementos de conexión. Diferentes diseños, colores, estilos y marcos pueden coexistir sin interferir entre ellos. Empieza disponiendo la imagen más grande y agrupa las más pequeñas alrededor, ¡y tendrás una galería única y refinada!

En fila india

En comparación con el estilo Petersburgo y el “dentro de las líneas”, colgar cuadros en fila india es un Sistema geométrico y ordenado. Una línea recta central es el elemento que define la pared y asegura claridad. Crea una línea central con la ayuda de un cordón o una cinta y cuelga tus fotos o cuadros favoritos encima y debajo de esta misma línea. Presta atención al espaciamiento: tiene que ser igual, aunque pueda variar horizontal y verticalmente.

Marca una línea central y cuelga tus fotos a lo largo de ella

Marca una línea central y cuelga tus fotos a lo largo de ella

Una galería de imágenes suspendidas a lo largo de una línea es especialmente impresionante si también existen otros elementos de conexión. Por ejemplo, un conjunto de imágenes en blanco y negro, o marcos del mismo color. Puedes variar los tamaños de las imágenes para que tu colección no parezca demasiado aburrida. Este estilo de disponer fotos y cuadros es una de las formas más tradicionales y es adecuado para habitaciones con techos bajos.

Colgar cuadros en serie

¿Todo junto en una fila? ¡Por qué no! Colgar imágenes en conjunto o en serie no tiene por qué ser aburrido, siempre y cuando elijas temas significativos. Los cuadros se verán aún mejor con esta forma sutil de disponer las imágenes. Colgar en serie funciona tanto de forma horizontal como vertical. Simplemente establece una línea y alinea las imágenes encima, debajo o al lado de ella. Asegúrate de que las distancias entre las imágenes son exactamente las mismas; unos 5 cm son ideales.

Todas las imágenes con el mismo espaciado en una sola fila - discreto y efectivo

Todas las imágenes con el mismo espaciado en una sola fila – discreto y efectivo

Esta forma de disponer cuadros dará un efecto especialmente armonioso a tus imágenes si escoges marcos de la misma forma, color y tamaño, aunque esto no es imprescindible. Puedes dar rienda suelta a la creatividad: la línea imaginaria asegurará el efecto final.

La cuadrícula

¿Te gustan el orden y las líneas limpias? Entonces, la forma estrictamente geométrica de colgar cuadros en cuadrícula es perfecta para ti. El nombre lo dice todo: cuelga imágenes del mismo tamaño, horizontal y verticalmente en la pared. Para lograr el efecto cuadrícula, asegúrate de que las distancias entre las imágenes son iguales en todos los casos.

Fotos del mismo tamaño equidistantes para un gran efecto visual

Fotos del mismo tamaño equidistantes para un gran efecto visual

Recomendamos imágenes que tengan varios elementos de conexión entre sí para mejorar tu cuadrícula. El tema blanco y negro siempre es un clásico, pero puedes elegir fotos en color que contengan los mismos tonos básicos. Es mejor utilizar motivos similares, y marcos iguales. Para crear una cuadrícula perfecta, elige cuadros en formato 1:1 (como ves en el ejemplo) y ordénalos en un cuadrado.

Piensa en grande: la foto única

Seguro que tienes una foto o imagen favorita, que no sólo es bonita, sino que también te trae emociones positivas. Esta foto puede tener un lugar de honor en tu pared en solitario. Esto permitirá a tu imagen ejercer su efecto sin otro diseño cerca que distraiga la atención.

A veces, sólo una imagen es suficiente - si es lo suficientemente grande

A veces, sólo una imagen es suficiente – si es lo suficientemente grande

En nuestra tienda puedes imprimir tu imagen favorita en lienzo de alta calidad. La elección es tuya, desde un tradicional 150x100cm a una imagen panorámica en 120x60cm. Tu imagen no tiene por qué estar en una sala grande con techo alto. Estas imágenes quedan geniales en cuartos pequeños e incluso en esquinas.

Tres en uno: miniseries

¿Quieres expresar una imagen única y significativa? Entonces, una miniserie es la opción correcta. Un paisaje bonito o una imagen arquitectónica queda estupendamente presentada en una miniserie. Una miniserie es una imagen grande que consta de varios elementos. Los trípticos son muy populares, y se componen de tres partes. También puedes elegir una serie de dos, cuatro o cinco partes.

Una miniserie te permite crear una galería a partir de una sola fotografía

Una miniserie te permite crear una galería a partir de una sola fotografía

Cuelga los elementos individuales en una serie a lo largo de una línea. Estos elementos pueden variar en tamaño. Por ejemplo, en un tríptico puedes hacer que el elemento central sea más ancho para que destaque más. Asegúrate de mantener distancias cortas entre las diferentes partes.

Una vez decidido tu estilo, dispón las imágenes primero en el suelo y haz pruebas para ver qué disposición te gusta más antes de hacer agujeros en la pared. Un medidor de agua y cinta de carrocero te ayudarán a asegurarte de que todo está alineado. Y si necesitas unos bonitos marcos para tu galería, en nuestra tienda puedes pedir tus imágenes enmarcadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *